<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1983499318457692&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Organización de la medicación

Sobredosis al organizar la medicación: ¿Cómo detectarla?

¿Qué sucede cuando tomamos más medicación de la recomendada? Te contamos cómo evitar una sobredosis al organizar la medicación, y qué hacer cuando sucede


Organizar las tomas diarias puede suponer un reto hasta para los más jóvenes. En función del tratamiento médico que debamos cumplir, establecer un horario compatible con nuestra rutina puede ser complicado.  

Este hecho se agudiza con las generaciones más mayores. Y es que, según datos de la OMS, aproximadamente una de cada dos personas mayores no realiza un seguimiento correcto de su plan médico.

Por este motivo, no es extraño que de manera accidental se den casos de sobredosis entre las personas polimedicadas.  

Evita el consumo inadecuado de fármacos

Uno de los aspectos más importantes al organizar las tomas es seguir siempre las instrucciones del tratamiento. Pretender gastar menos fármacos podría ralentizar el proceso de recuperación, e incluso neutralizar sus efectos.  

Asimismo, aumentar las dosis diarias buscando agilizar el proceso, puede llevarnos a una sobredosis de medicación, poniendo en peligro nuestra salud.  

Es por este motivo que IMA recomienda siempre hacer una serie de preguntas clave a nuestro médico, antes de empezar a organizar nuestra propia medicación.  

 

¿Cuándo estamos tomando demasiada medicación?

Tal vez el último fármaco en el que pensemos cuando hablamos de sobredosis sea el ibuprofeno. Sin embargo, al hacer un uso inadecuado de este fármaco puede generar daños poco perceptibles pero que surgen con el paso del tiempo. Principalmente hablamos de daños en el estómago y el sistema digestivo, entre otros. No obstante, en casos extremos este antiinflamatorio puede derivar en un ataque al corazón o derrame cerebral.  

En función del medicamento los síntomas variarán. Algunos de los más llamativos son la taquicardia, la dificultad al hablar o respirar, los mareos y náuseas, o la boca seca.  

Si crees que puedes estar bajo los efectos de una sobredosis, hazte las siguientes preguntas:   

    • ¿Tienes cambios repentinos de humor? 
    • ¿Necesitas dormir más, o por el contrario, te cuesta conciliar el sueño? 
    • ¿Sientes que de pronto pierdes o ganas más energía de lo que es habitual? 

Si tienes cambios de estado a nivel emocional o físico, puede que estés tomando demasiada medicación. Por otro lado, esto también puede ser sinónimo de que el fármaco está dejando de funcionar como debe.  

En cualquier caso, y si crees que puede estar pasándote, recomendamos que acudas a un especialista. En los peores casos, podemos llamar a urgencias (112) o al Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (91 562 04 20).

 

Métodos para tomar correctamente las pastillas: 

Te presentamos algunos de los tips a tener en cuenta para evitar una sobredosis accidental. 

Repasa el prospecto para conocer cuáles son las cantidades recomendadas. Por ejemplo, en el caso del Ibuprofeno, Drugs.com nos recomienda no exceder de los 1200/1600mg diarios, en función del peso y edad de cada persona.
¿En ayunas, después de comer...? La absorción del medicamento y su efectividad puede depender de si nuestro cuerpo se encuentra en ayunas o ya ha ingerido cierto alimento que acompañe al fármaco. Un ejemplo son los analgésicos, que pueden provocar malestar estomacal si se toman con el estómago vacío.

Sigue los tiempos establecidos por el prescriptor. Existen medicamentos de liberación prolongada que pueden abarcar largos periodos, por lo que ingerirlos en espacios cortos de tiempo puede provocar una sobredosis.

Organiza tu medicación en función de un horario compatible con las pautas del prescriptor. De no poder hacerlo, coméntaselo para encontrar un método más cómodo.

Toma la dosis exacta: no es extraño que, en ocasiones, al ir a comprar un fármaco de 1 gramo, el farmacéutico nos proponga tomar dos píldoras de medio gramo cada una, sin es que esto implique una diferencia en nuestro tratamiento. En estos casos deberemos ser conscientes en todo momento de este hecho, y no equivocarnos.

 

Organiza tu medicación de manera segura

Establecer las tomas diarias de manera fácil y efectiva no es tan complicado como parece. Existen diferentes herramientas que facilitan la organización de los fármacos  

    • Servicio Personalizado de Dosificación o SPD: Si te preocupa que puedas equivocarte con las dosis, o se te pase alguna toma, este servicio es ideal para ti. Con los SPD, un farmacéutico gestionará tu plan médico, y lo ordenará en un blíster semanal organizado por días y horas.
    • Dispositivos de dispensación automática: Actualmente existen en el mercado herramientas como el Robot IMA, que dispensan las tomas diarias en el momento justo y con la cantidad justa de medicación. Siguiendo el mismo sistema que los SPD, el Robot IMA, incluye un blíster semanal que, de manera regular, un farmacéutico prepara la medicación de manera segura y puntual. 

También existen otras metodologías para ayudarte a recordar la medicación. Para ello, te recomendamos leer nuestro anterior post, 6 consejos para organizar la medicación de usuarios polimedicados.  

 

icono1 icono2 icono3

 

¿Te ha quedado alguna duda?

Habla con nuestro equipo de asesores

WHATSAPP LLÁMANOS

Disclaimer

Disclaimer: En IMA ofrecemos consejos e información acerca de nuestros productos. Consulte con un experto antes de tomar cualquier decisión que pueda repercutir a su salud.

Similar posts

¡No te pierdas las novedades de IMA!

  Descubre todos estos servicios dentro de nuestro catálogo de planes mensuales.